Brasil cierra sociedad con Interpol y tendrá estaciones de policía contra la piratería

por ETCO
20/06/2005

Fuente: O Globo, 14/06/2005

Brasil agudiza sus armas contra la piratería y el crimen organizado. En el frente externo, el país está comenzando a acercarse a la organización policial internacional Interpol. A nivel interno, el Secretario de Seguridad Pública Nacional, Luiz Fernando Corrêa, está trabajando en una asociación con los estados para crear, a partir de este año, estaciones de policía especializadas en combatir este tipo de delitos.


- Queremos que los hombres estén preparados para combatir la piratería en los estados y municipios. Los estados decidirán si instalan una comisaría, unidades especializadas y el número de hombres empleados en esta acción. El gobierno federal será responsable de capacitar y apoyar la instalación de la unidad.


Según el secretario, un grupo de trabajo discute el texto básico de la reorganización de la policía civil. En este proyecto, además de los cambios en el servicio público, se incluirá la creación de estaciones de policía o unidades especializadas en combatir la piratería y el crimen organizado.


Brasil acoge el Congreso Internacional de Interpol para Combatir la Piratería, que termina hoy en Río, y, por primera vez, un brasileño formará parte de la comisión de la institución internacional para combatir la piratería y el contrabando en Francia.


El jefe de la Policía Federal, Augusto Pinto, ya ha sido asignado a la función y espera solo la ratificación de su nombre por parte de Itamaraty para comandar las operaciones de Interpol para África y el Cono Sur. Con casi 30 años de carrera en la Policía Federal, cree que su trabajo Será político.


- En África, donde hay regiones con el 80% de la población afectada por la malaria, los piratas venden medicamentos sin el principio activo que combate la enfermedad - dijo el delegado, en entrevista con GLOBO.


En Francia, Augusto Pinto podrá ayudar a Brasil a hacer un mejor uso de la base de datos de Interpol, la I-24/7, que cruza información sobre el crimen internacional las 24 horas del día.


El doble de Brasil con Interpol, sin embargo, no termina ahí. La organización internacional también está participando en un curso impartido a la policía brasileña y a los técnicos de ingresos federales, esta semana, para enseñar técnicas para combatir la piratería y el contrabando. Según el fiscal del Ministerio Público de Río de Janeiro, Lílian Pinho, el curso es esencial para mejorar la calidad de la inspección.


Se les enseña a distinguir los productos falsos de los reales, y los estudiantes tienen capacitación legal procesal y penal para conocer los límites de su desempeño.


- Concluimos con un módulo de Interpol, con técnicas de investigación e inteligencia - afirmó Lílian.


La fiscal espera poder llevar el curso a otras regiones del país y recuerda que hay un panel sobre biopiratería, para que el equipo de inspección pueda lidiar con lo que ella llama “piratas vestidos de misioneros y mochileros”.


Según el director general de Interpol, Ronald Noble, una de las estrategias de la organización es apoyar operaciones internacionales como la reciente Operación Júpiter, que reunió a Brasil, Argentina y Paraguay. Para Noble, el problema de la piratería es global, y no solo en América Latina:


- La piratería es un apoyo al crimen organizado. No es un crimen sin víctima.


Y a todos les cuesta caro. El presidente del Instituto Brasileño de Ética en Competencia (Etco), Emerson Kapaz, dice que la piratería hace que la Unión y los estados dejen de recaudar alrededor de R $ 160 mil millones en impuestos por año. Según el diputado federal Júlio Lopes, del Frente Parlamentario para Combatir la Piratería, el 60% de la fuerza laboral es informal, lo que facilita el papel de los piratas.

RELACIONADO

 
 

Brasil cierra sociedad con Interpol y tendrá estaciones de policía contra la piratería

por ETCO
14/06/2005

Fuente: O Globo, 14/06/2005

Por Carlos Vasconcellos y Vagner Ricardo


Brasil agudiza sus armas contra la piratería y el crimen organizado. En el frente externo, el país está comenzando a acercarse a la organización policial internacional Interpol. A nivel interno, el Secretario de Seguridad Pública Nacional, Luiz Fernando Corrêa, está trabajando en una asociación con los estados para crear, a partir de este año, estaciones de policía especializadas en combatir este tipo de delitos.


? Queremos que los hombres estén preparados para luchar contra la piratería en los estados y municipios. Los estados decidirán si establecer una estación de policía, unidades especializadas y el número de hombres empleados en esta acción. El gobierno federal será responsable de capacitar y apoyar la instalación de la unidad.


Según el secretario, un grupo de trabajo discute el texto básico de la reorganización de la policía civil. En este proyecto, además de los cambios en el servicio público, se incluirá la creación de estaciones de policía o unidades especializadas en combatir la piratería y el crimen organizado.


Brasil acoge el Congreso Internacional de Interpol para Combatir la Piratería, que termina hoy en Río, y, por primera vez, un brasileño formará parte de la comisión de la institución internacional para combatir la piratería y el contrabando en Francia.


El jefe de la Policía Federal, Augusto Pinto, ya ha sido asignado a la función y espera solo la ratificación de su nombre por parte de Itamaraty para comandar las operaciones de Interpol para África y el Cono Sur. Con casi 30 años de carrera en la Policía Federal, cree que su trabajo Será político.


? En África, donde hay regiones con el 80% de la población afectada por la malaria, ¿los piratas venden drogas sin el ingrediente activo que combate la enfermedad? dijo el delegado, en una entrevista con GLOBO.


En Francia, Augusto Pinto podrá ayudar a Brasil a hacer un mejor uso de la base de datos de Interpol, la I-24/7, que cruza información sobre el crimen internacional las 24 horas del día.


El doble de Brasil con Interpol, sin embargo, no termina ahí. La organización internacional también está participando en un curso impartido a la policía brasileña y a los técnicos de ingresos federales, esta semana, para enseñar técnicas para combatir la piratería y el contrabando. Según el fiscal del Ministerio Público de Río de Janeiro, Lílian Pinho, el curso es esencial para mejorar la calidad de la inspección.


Se les enseña a distinguir los productos falsos de los reales, y los estudiantes tienen capacitación legal procesal y penal para conocer los límites de su desempeño.


? ¿Concluimos con un módulo de Interpol, con técnicas de investigación e inteligencia? dijo Lily


El fiscal espera poder tomar el curso a otras regiones del país y señala que hay un panel sobre biopiratería, para que el inspector pueda lidiar con lo que ella llama "piratas vestidos como misioneros y mochileros".


Según el director general de Interpol, Ronald Noble, una de las estrategias de la organización es apoyar operaciones internacionales como la reciente Operación Júpiter, que reunió a Brasil, Argentina y Paraguay. Para Noble, el problema de la piratería es global, y no solo en América Latina:


? La piratería es apoyo al crimen organizado. No es un crimen sin una víctima.


Y a todos les cuesta caro. El presidente del Instituto Brasileño de Ética en Competencia (Etco), Emerson Kapaz, dice que la piratería hace que la Unión y los estados dejen de recaudar alrededor de R $ 160 mil millones en impuestos por año. Según el diputado federal Júlio Lopes, del Frente Parlamentario para Combatir la Piratería, el 60% de la fuerza laboral es informal, lo que facilita el papel de los piratas.

RELACIONADO