La lucha contra la informalidad aumentaría el PIB en un 1,5%

por ETCO
08/06/2004

Autor: Ronaldo D'Ercole

Fuente: O Globo Online, Economy, 08/06/2004

SAN PABLO. Lejos de ser un intento de eludir los problemas sociales de Brasil, el alto nivel de informalidad en nuestra economía afecta directamente la productividad de las empresas y evita que el país crezca al mismo ritmo que otras economías emergentes. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por la consultora McKinsey encargada por el Instituto Brasileño de Ética Empresarial (Etco).

El estudio cita datos del Banco Mundial (Bird), según los cuales la informalidad ya representa el 40% de los ingresos brutos de Brasil, y estima que el 55% de la población empleada del país trabaja de manera informal.

Para ilustrar los efectos de la informalidad en el desempeño de la economía brasileña, McKinsey ejecuta una simulación: un programa exitoso para combatir prácticas como la evasión, el contrabando y la piratería, que podrían reducir el nivel de informalidad en un 20% en la economía, resultaría en una ganancia adicional de productividad de 1,5% por año para el país.

McKinsey: la informalidad afecta a toda la economía

"Como la clave del crecimiento económico es la productividad, se puede estimar que la ganancia adicional en términos de expansión del PIB (Producto Interno Bruto) también estaría cerca de esa tasa", dijo el consultor de McKinsey Joe Capp.

El estudio, que fue presentado ayer durante el seminario “Brasil paralelo versus crecimiento económico”, promovido por Etco, también encuentra que la informalidad ya afecta, en mayor o menor medida, a todos los sectores de la economía en Brasil.

Entre los campeones de la informalidad se encuentran el comercio, la construcción civil y sectores de la industria que utilizan mano de obra intensiva, como el textil - confección y confección. En agricultura, el nivel de informalidad de la población activa ocupada alcanza el 90%.

"Se ha creado un ambiente dañino de desobediencia civil generalizada y la sociedad está mal organizada para reaccionar ante los altos impuestos, la burocracia excesiva y la lentitud de la justicia, y reacciona ignorando la ley", dijo el presidente de Etco, Emerson Kapaz. ? Por tanto, tenemos que trabajar para concienciar al gobierno y a la sociedad sobre la gravedad del problema.

Para economista, Brasil recuerda "un gran Paraguay"

Eduardo Giannetti da Fonseca, economista de la Universidad de São Paulo (USP) y uno de los polemistas del seminario, llegó a afirmar que Brasil, en cierto modo, ya se parece a “un gran Paraguay”.

"Las cosas van en mal sentido y el entorno del país no favorece una mayor productividad", dijo el economista.

El presidente del Consejo de Administración del Grupo Pão de Açúcar, Abílio Diniz, recurrió a los datos presentados por McKinsey, según los cuales la evasión fiscal en el comercio minorista de alimentos aumenta la rentabilidad del comerciante informal en un 300%. En términos de comparación, en México, un país que tiene una carga tributaria mucho menor que Brasil, este aumento no excedería el 75%.

"No hay logística, tecnología de la información, eficiencia y productividad para compensar las ganancias de la informalidad", dijo Abílio Diniz.

Profesor destaca aspecto cultural del problema

El economista y profesor de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) José Alexandre Scheinkman destacó el “aspecto cultural” de la informalidad en el país, pero advirtió que el problema es grave y, por lo tanto, las reformas estructurales, en especial la tributaria, deben considerar este aspecto de economía nacional.

"El tema es muy importante y, si no se ataca a Brasil, no avanzará", dijo Scheinkman.

RELACIONADO