Combustibles: TRF decide destituir al juez

por ETCO
21/12/2004


O Globo, 18/12/2004


El Juzgado Regional Federal de la II Región (TRF-2) decidió destituir a la jueza Cláudia Valéria Bastos Fernandes, de Volta Redonda. Responderá a los procedimientos disciplinarios por su participación en un plan de concesión de medidas cautelares para los distribuidores de combustible, eximiéndolos del pago de impuestos y validando papeles podridos en transacciones con la Unión.


La destitución, por tiempo indefinido, fue aprobada por 14 votos contra cinco en la sesión del TRF-2, anteayer. La apertura del procedimiento administrativo se decidió en la misma sesión por 14 votos contra cuatro. Cláudia Valéria, en el período en que se desempeñó como jueza en el Tribunal Federal de Friburgo, dictó varios mandamientos judiciales en beneficio de pequeños distribuidores de combustible.


Las decisiones del juez aceptaron las acciones de estas empresas, que cuestionaron la recaudación de impuestos, como el Aporte para la Intervención en el Dominio Económico (Cide). Con eso, los distribuidores pudieron evitar pagar estos impuestos.


La decisión más polémica, en marzo del año pasado, permitió a Scorpion Distribuidora, en 11 días, comprar más de 30 millones de litros de gasolina, sin recaudar alrededor de R $ 15 millones al Cide. Durante este período, el recién formado Scorpion fue el distribuidor más grande del país.


Las empresas de distribución se trasladan a Friburgo


Durante el período en que Cláudia Valéria trabajó en Friburgo, cuatro distribuidores, incluido Scorpion, se trasladaron a Friburgo y entablaron demandas contra el juez.


El otorgamiento de las medidas cautelares llevó al Sindicato de Empresas Distribuidoras de Combustibles (Sindicom) y la Procuraduría del Tesoro Nacional a presentar denuncias contra el juez ante la TRF-2. Estas representaciones provocaron una corrección extraordinaria en Friburgo. Además de las medidas cautelares, el juez será investigado por convalidar obligaciones de Eletrobrás, por el monto de R $ 6 millones, que se destinarían a la compra del portaaviones Minas Gerais.


La defensa del juez estudia si apelar la decisión.

RELACIONADO