El comerciante que vende gasolina adulterada perderá combustible

por ETCO
13/07/2007

Fuente: SPTV, O Globo Online, 13/07/2007

SÃO PAULO - A partir de este viernes, el comerciante que es sorprendido vendiendo gasolina adulterada perderá todo el combustible de los tanques. La nueva ley, anunciada por el gobernador José Serra, obliga al dueño de la estación a dejar de vender gasolina bautizada si por casualidad reabre ilegalmente el establecimiento. Procon aplicará la sanción y el producto incautado se incorporará a los activos del estado. Otra ley aumenta el impuesto al solvente, lo que, según el gobernador, debería desalentar el fraude.

- El solvente usado en el fraude hoy paga un impuesto más bajo que la gasolina. Este es un incentivo para cometer el fraude. Ahora tendrá el mismo impuesto que la gasolina, por lo que elimina el incentivo económico que fomenta el fraude. La fiscalización se intensificará porque tiene una base legal y más instrumento de castigo - dijo Serra.


Las leyes sancionadas por el gobierno de São Paulo fueron aprobadas por la Asamblea Legislativa a mediados de junio. La nueva ley también prevé la aplicación de una multa. Las operaciones de solventes irregulares serán tratadas como si fueran operaciones de gasolina automotriz y estarán sujetas a una multa del 200%, sin perjuicio del requisito de pago del ICMS y la cancelación del registro de contribuyentes por parte del Departamento del Tesoro.


En el primer semestre de 2007, el gobierno de São Paulo canceló el registro estatal de 117 estaciones de servicio en todo el estado. Desde el 12 de abril de 2005, 401 estaciones de servicio han sido retiradas de los registros estatales. En promedio, 200 establecimientos son inspeccionados por mes en el estado, según el gobierno. A través de la operación "De Olho na Bomba", las autoridades fiscales también seleccionaron y notificaron una lista de 307 estaciones de revendedores para proporcionar documentación detallada con el fin de renovar el registro estatal. De este total, 76 registros estatales fueron cancelados por no cumplir con los requisitos previos necesarios para el nuevo registro. A fines de mayo de 2007, el gobierno revocó el registro estatal y selló 42 estaciones de servicio en la capital.


- Las nuevas leyes ayudarán a darle más fuerza a Procon, que tendrá más poder para intervenir a favor del consumidor. Además, trae la pérdida de la mercancía, es decir, el combustible adulterado no se queda con el dueño de la estación de servicio. Viene al gobierno, que lo procesará y lo convertirá en un buen combustible para usar en un coche de policía - dijo Serra.


Según José Mário Barbuto, fiscal, la ley dará gran fuerza a la inspección porque permite la confiscación de combustible adulterado.


- Ya existen leyes que prevén el delito de adulteración de combustibles que hayan sido utilizados por la policía y el Ministerio Público. Resulta que el proceso penal tiene un ritmo más lento que el de la supervisión administrativa. En el proceso penal, la responsabilidad debe ser personal e individualizada. Por lo tanto, la investigación lleva más tiempo - dijo.


Según Barbuto, hay numerosas quejas y muchas personas han sido condenadas. El problema es que la pena por este delito es de prisión de 1 a 5 años, lo que significa que incluso en casos de condena, la pena aplicada se reemplaza por una sentencia alternativa y el criminal ni siquiera va a la cárcel.

RELACIONADO