En Brasil, todavía, una Justicia que siempre lleva tiempo y falla mucho

por ETCO
08/10/2009

Autor: Gustavo Autran

Fuente: O Globo Online - RJ - PAÍS - 08/10/2009

RIO - Con 153 personas a bordo, Bateau Mouche naufragó camino a la playa de Copacabana en los últimos minutos de la noche del 31 de diciembre de 1988, provocando 55 muertos. El lujoso barco, que llevó a pasajeros de la alta sociedad al espectáculo de fuegos artificiales más tradicional de la costa de Río de Janeiro, se hundió cerca de la isla de Cotunduba, a las afueras de la bahía de Guanabara. Un poco más de dos décadas después, solo dos familias recibieron indemnización y ninguno de los acusados ​​se encuentra en prisión. Por este motivo, el caso se ha convertido en emblemático en lo que se refiere a la lentitud en los tribunales, tema de la semana elegido por el 80% de los internautas que visitan la web del “Nosotros y Tú. Lectores de GLOBO sobre los temas que más preocupan a la sociedad brasileña. Hasta ayer por la tarde, ya se habían publicado en el sitio web más de 300 manifestaciones sobre el tema. Muchos de ellos relatan experiencias vividas por los autores de los comentarios.

- La lentitud del sistema es inaceptable en Brasil. Mi familia ha estado esperando desde 1989 para resolver un caso legal contra Furnas - la lectora de protestas Ana Luiza Vilela.

-Tengo una acción laboral que recorre el Poder Judicial de pies a cabeza desde 1991- se queja Mirian Fonseca, otra lectora que aprovechó el espacio para desahogarse contra los problemas que genera la lentitud de los procesos legales en el país.

La lentitud no es percibida solo por quienes acuden a los tribunales. Muchos profesionales del derecho reconocen el problema en el día a día de la profesión. Entre las diversas causas señaladas, la burocracia aparece como el principal villano que entorpece el ritmo de trabajo de los palos, comprometiendo el buen funcionamiento de los procesos.


- Los rituales judiciales todavía están atrasados ​​en Brasil. La rutina en el Poder Judicial todavía se lleva a cabo con infinidad de sellos, certificados y permisos. La demora en casos como el Bateau Mouche es inconcebible y socava profundamente la credibilidad del Poder Judicial - considera el abogado Leonardo Amarante, especialista en el área de responsabilidad civil, que representa a las familias de las víctimas del ruidoso naufragio y el derrumbe del edificio Palace 2, en Barra, durante el Carnaval de 1998, cuyo proceso de indemnización a las 150 familias que allí vivían aún se arrastra en los tribunales de Río y Brasilia.

El presidente del Colegio de Abogados de Brasil en Río de Janeiro (OAB-RJ), Wadih Damous, sostiene que el volumen de juicios abiertos cada año y la falta de planificación estratégica también contribuyen a generar congestión en el Poder Judicial.


- Existe una excesiva cantidad de demandas interpuestas, justificadas por la costumbre de llevar cualquier conflicto a los tribunales. No en vano, los tribunales especiales, destinados a juzgar las llamadas causas de escaso valor, están desbordando el trabajo del Poder Judicial en su conjunto. Para complicar las cosas, los jueces están mal distribuidos geográficamente. Solo mire los condados del interior, que a menudo viven mal, observa.



"No hay motivo para dos meses de vacaciones si la gran mayoría de los trabajadores del país sólo se toman treinta días"

Otro tema que genera mucha polémica son las vacaciones de sesenta días, colectivas o individuales, de los magistrados en ejercicio. Además del período de descanso que garantiza la ley, los jueces tienen derecho a un receso de fin de año, que, a nivel federal, se realiza entre el 20 de diciembre y el 6 de enero. El Senador Eduardo Suplicy (PT-SP) es autor del Proyecto de Ley 374/2007, pendiente en el Congreso, que reduce el período de vacaciones a treinta días. Según Suplicy, el proyecto apunta a acelerar el trabajo forense y agilizar el proceso. La propuesta del senador cuenta con el apoyo de la OAB.


- No hay motivo para dos meses de vacaciones si la gran mayoría de los trabajadores del país sólo se toman treinta días - critica Wadih Damous.

Creado en 2004, el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) es el órgano encargado de controlar las actividades del Poder Judicial y de la transparencia administrativa del sector. En el sitio web de la institución (www.cnj.jus.br), es posible acceder a indicadores sobre el desempeño de los tribunales en todo el país. Uno de ellos se refiere a la tasa de congestión de los procesos. Solo en la Corte Federal, las tasas sobre este problema alcanzan el 58,9% de todos los casos. Si consideramos los Tribunales del Estado, el porcentaje de casos pendientes de juicio en el mismo período se eleva a un increíble 73%.

Al mismo tiempo, ya hay esfuerzos visibles para minimizar el problema. Una de las iniciativas que ya está en marcha se refiere a la digitalización del contenido de los juicios. Pero a pesar de las evidentes ventajas de la informatización, la eliminación del papel no garantizará necesariamente la eficiencia.


- Muchos abogados aún no cuentan con equipos informáticos actualizados, son verdaderamente digitales excluidos. Esto se anuncia como un gran avance, pero puede causar una avería si los tribunales y los notarios no se preparan.

Durante la II Reunión Anual del Poder Judicial, realizada en febrero de este año en Belo Horizonte, los tribunales delinearon diez metas para brindar mayor eficiencia en el servicio y más acceso ciudadano a la Justicia. Para eliminar los asuntos pendientes y aliviar el sistema, el CNJ recomendó que todos los casos distribuidos para fines de 2 deberían ser juzgados lo antes posible.

Pero lo que parece ser la solución obvia, sin embargo, también puede tener otros efectos secundarios. Para el abogado Renato Pacca, autor del blog Traduzindo o Juridiquês, que lleva dos años discutiendo el tema en la página web del diario O GLOBO, la rapidez en los trámites y decisiones no puede incurrir en comprometer la calidad de los servicios prestados.


- La Enmienda Constitucional 45 dice que la garantía de los derechos debe realizarse en el menor tiempo necesario. Pero no tiene sentido tomar una decisión rápida, si es injusta, dice.

RELACIONADO