La evasión fiscal ya está ligada a la carga fiscal

por ETCO
09/09/2007

Fuente: O Estado de S. Paulo, 09/09/2007

La evasión fiscal en el país tiene casi la misma proporción de la carga fiscal. Para una carga que bordea el 35% del Producto Interno Bruto (PIB), la evasión fiscal es del orden del 30%. La proyección es de André Franco Montoro Filho, profesor de finanzas públicas licenciado por la Universidad de São Paulo y presidente del Instituto Brasileño de Competencia Ética - Etco - Etco.

Para llegar a esta conclusión, consideró información de cinco sectores que componen el instituto - combustibles, tabaco, medicamentos, bebidas y tecnología - y proyectó los datos para la economía. En estos sectores, la evasión fiscal alcanza el 30%.


Un estudio realizado por el Departamento de Finanzas del Estado de São Paulo confirma la exuberancia de la evasión fiscal. La encuesta revela que solo en São Paulo, un estado que representa casi un tercio del PIB, el comercio minorista retiene, en promedio, el 60% de lo que vende. Hay alrededor de R $ 3,5 mil millones por año, según el Secretario de Finanzas del Estado de São Paulo, Mauro Ricardo Costa. La Federación de Comercio del Estado de São Paulo no hace comentarios sobre el estudio del gobierno, alegando que no tiene ninguna investigación sobre evasión fiscal.


"La evasión minorista conduce a la evasión de la cadena", dice el secretario. Sostiene que si el minorista no emite una factura al vender sus productos, tampoco quiere que el mayorista, la industria y otros agentes de la cadena de producción emitan una factura en su contra.


El asesor fiscal Clóvis Panzarini dice que la evasión fiscal es mayor precisamente en los sectores más dispersos, que aglutinan un gran número de establecimientos, como el comercio minorista. Para él, la elevada carga fiscal individual es el motivo de la evasión fiscal. "Cuanto mayor sea la tasa impositiva, mayor será la prima por el delito".


Si el país pone fin a la evasión fiscal, dice Montoro Filho, la carga fiscal podría subir del 35% al ​​50% del PIB. Con eso, argumenta, sería posible reducir las tasas impositivas en una media del 20%. Aun así, la carga sería del 40% del PIB, superior a la actual. "Todos pagarían menos impuestos individualmente y el gobierno recaudaría más".


El Secretario de Finanzas de São Paulo, que implementa la Nota Fiscal Paulista a partir del 1 de octubre, un proyecto para reducir la evasión fiscal y aumentar el número de contribuyentes con base en la devolución, al consumidor, de parte del impuesto pagado, siempre que requiera Factura -, tiene una idea parcialmente similar a la de Montoro Filho de lo que podría ser la reforma fiscal en la práctica.


Para Costa, la reforma fiscal podría comenzar estableciendo un límite a la carga fiscal total en relación con el PIB. Cuando se alcanzara este techo, las tasas de cotización comenzarían a reducirse, lo que reduciría la carga tributaria individual del ciudadano. "Esto no necesitaría una enmienda constitucional y podría resolverse mediante decisiones administrativas". 

RELACIONADO