Después de 11 años, la participación de la economía informal crece nuevamente en el PIB

por ETCO
28/06/2016
po MÁRCIA DE CHIARA - EL ESTADO DE S.PAULO

La porción de informalidad aumentó a 16,2% el año pasado, según el indicador FGV y ETCO

Impulsada por la crisis, la participación de la economía informal en el Producto Interno Bruto (PIB) brasileño volvió a aumentar en 2015, después de 11 años de caídas consecutivas. El año pasado, la participación de la economía sumergida en toda la riqueza generada en el país fue del 16,2%, señala el Índice de economía subterránea (HEI), constatado por el Instituto Brasileño de Economía (Ibre) de la Fundación Getúlio Vargas (FGV), en alianza con el Instituto Brasileño de Ética de la Competencia (ETCO). En números absolutos, el año pasado se generaron informalmente R $ 956,8 mil millones de riqueza.

SEPA MAS: ENTENDER EL ÍNDICE DE ECONOMÍA SUBTERRÁNEA (HEI)

En 2003, cuando se empezó a calcular el indicador, la economía sumergida representaba el 21% del PIB. Desde entonces, IES cayó interanual y alcanzó el 16,1% en 2014. El año pasado, debido a la crisis, se revirtió la caída: la economía sumergida tuvo un ligero crecimiento y avanzó 0,1 punto porcentual en el en comparación con 2014. Según FGV, la economía sumergida incluye la producción de bienes y servicios no declarados al gobierno para evadir impuestos y contribuciones con el fin de reducir costos.

"El vigor de la crisis afectó a toda la economía, incluida la economía sumergida, que registró crecimiento", observa Fernando de Holanda Barbosa Filho, investigador del Ibre / FGV y responsable del indicador.

El economista dice que esperaba un mayor aumento en el indicador, que, según él, fue mitigado por una cierta resistencia en el mercado laboral. El índice de economía sumergida se calcula a partir de dos grupos de indicadores. Una de ellas es la demanda de efectivo de la población, que generalmente crece cuando aumenta la informalidad, ya que esta es una forma de eludir a las autoridades fiscales. El otro grupo es el indicador del trabajo informal.

Barbosa Filho explica que la demanda de efectivo creció de 2014 a 2015, pero la informalidad del trabajo prácticamente se estabilizó. "Dado que el mercado laboral tardó en empeorar, el aumento de la participación del PIB en la economía informal fue de solo 0,1 puntos porcentuales", dice el economista.

Para este año, espera un mayor avance en la participación de la economía informal en el PIB brasileño. De todos modos, después de la crisis, Barbosa Filho cree que la participación de la economía subterránea en el PIB debería caer nuevamente porque, en su evaluación, las instituciones para reducir el tamaño de la economía subterránea continuaron funcionando. "Lo que llevó a este aumento de la informalidad fue el tamaño de la crisis".

Simple Mirando el indicador por un período más largo, el presidente ejecutivo de ETCO, Evandro Guimarães, hace un análisis diferente. Señala, por ejemplo, que desde 2012 el indicador de la economía sumergida ha sido de alrededor del 16% del PIB, lo que, en su opinión, indica una cierta estabilización.

"La tasa de disminución de la economía sumergida, que sistemáticamente apuntaba a una reducción significativa, ha dejado de caer como lo hizo antes", dice Guimarães. Entre 2003 y 2012, la reducción de la participación del PIB en la economía sumergida fue de cinco puntos porcentuales. El presidente de ETCO señala que algunos mecanismos institucionales que ayudaron en esta reducción están "caducados".

Entre estos mecanismos, señala la implementación de Simples y microempresas individuales (MEI). "También otros esfuerzos de empleo e ingresos que han perdido su efectividad relativa en este momento", dice. Para Guimarães, Simples ya no es un instrumento vigoroso de formalización. “El hecho de que la compañía esté en Simples no significa que tenga el 100% de la operación formalizada. Siempre hemos visto en las noticias y en la vida real que las empresas que se adhieren a Simples también tienen una parte de informalidad en sus operaciones ".

El presidente de ETCO defiende una reevaluación de los instrumentos de inspección. "Percibimos un pequeño esfuerzo real para evaluar los mecanismos existentes".

Artículo publicado en el diario O Estado de São Paulo, el 28/06/2016.

RELACIONADO