Nuestro compromiso para 2016

por ETCO
29/01/2016

Evandro Guimarães, presidente ejecutivo de ETCO

 

por Evandro Guimarães, presidente de ETCO

En cuanto a la misión de ETCO de contribuir a que el entorno empresarial sea más saludable, combatiendo las prácticas desleales, 2015 fue un año ajetreado, pero poco productivo. Lamentablemente, no ha habido avances significativos en la reducción de la evasión fiscal, en la simplificación fiscal, en la lucha vigorosa contra el contrabando, la falsificación de productos y la piratería.

La investigación que realizamos en asociación con el Instituto Brasileño de Economía de FGV, sobre la representatividad de las actividades informales en el país, es prueba de ello. El Índice de Economía Subterránea, medido desde 2003, había estado cayendo sistemáticamente, pero en 2015 estaba estancado y, según los investigadores, hay indicios de que podría estar creciendo nuevamente.

Este escenario desfavorable para la ética empresarial resulta, en parte, de la crisis económica del país. En tiempos de crisis, especialmente cuando el gobierno aumenta los impuestos, como ha sido el caso, siempre existe el riesgo de aumentar la informalidad y la ilegalidad. Pero este deterioro también refleja la falta de determinación para combatir estos males.

El único avance puede haber sido en el campo de la lucha contra la corrupción. Es demasiado pronto para evaluar si las revelaciones y condenas que dan tanta esperanza a los brasileños tendrán el efecto esperado de reducir la corrupción en la contratación pública. Todavía hay una larga batalla en la corte.

En relación a 2016, sabemos que también será un año difícil. Nuestro compromiso es continuar participando o liderando movimientos para combatir las desviaciones competitivas que obstaculizan el desarrollo de Brasil. Esta es nuestra pelea.

RELACIONADO