La Policía Federal de Carreteras intensifica el trabajo en las fronteras norte a sur del país

por ETCO
10/10/2014

La Policía Federal de Carreteras (PRF), en asociación con la Agencia Federal de Ingresos y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, lanzó, durante todo el mes de septiembre, numerosas acciones en las fronteras brasileñas.

Además de la presencia permanente que ya existía en los límites del sur del país, se reforzaron las inspecciones en las fronteras norte y oeste de Brasil. Con estas nuevas barreras intensificadas, las acciones de Operación Centinela, un proyecto estratégico del Gobierno Federal para combatir los delitos transnacionales, gana un nuevo cinturón de seguridad que ya ha estado funcionando.

Desde Amapá hasta Rio Grande do Sul, el número de unidades operativas de la PRF, ubicadas en puntos cercanos a las fronteras, recibió el refuerzo de agentes de otros estados y grupos especializados en la lucha contra el crimen.
El tráfico de drogas, medicamentos y armas, la entrada ilegal de extranjeros, la evasión de divisas, el contrabando y la malversación de fondos, el robo y el robo de vehículos, los delitos ambientales fueron algunos de los delitos ilícitos combatidos durante las acciones. El resultado es impresionante: aproximadamente 13 millones de reales fueron incautados en productos de contrabando, entre los cuales 57236 unidades de medicamentos; 500 litros de combustible; 4529 litros de bebidas y 11427 unidades electrónicas. Además, también se detuvieron 60 animales salvajes; mil metros cúbicos de madera; 161
armas de fuego entre otros materiales.

Fuente: Oficina de Comunicación Social de la Policía Federal de Carreteras.

RELACIONADO