RESUMEN
 

Estudio no publicado en Brasil arroja luz sobre la economía subterránea

Por ETCO
18/01/2011

El libro presenta los argumentos de los principales expertos mundiales en el tema, originalmente abordados en un seminario realizado por ETCO

Por Oscar Pilagallo
Revista ETCO, No. 13, agosto de 2009

Un problema que afecta cada vez más a las sociedades contemporáneas, la economía clandestina o informal es un fenómeno antiguo: tiene la edad del Estado, que a su vez nació junto con la necesidad de impuestos. Evitar impuestos es la razón de ser de la economía informal, aunque no es su única causa.

El mal es tan viejo como relativamente poco estudiado. Baste decir que fue solo en la década de 70 que el tema llegó a la agenda de los gobiernos y académicos, en respuesta al aumento en el peso de los impuestos, las burocracias y la corrupción. En Brasil, donde la carga tributaria es más de un tercio del Producto Interno Bruto (PIB), el problema es grave. Algunos estiman el peso de la economía.
bajo tierra en el 40% del PIB.

Es oportuno, por lo tanto, el lanzamiento del libro Economía subterránea, en el que los principales expertos mundiales en el tema abordan los argumentos, originalmente abordado en un seminario celebrado por ETCO el año pasado en Río de Janeiro.

La economía subterránea es un campo minado. Por su propia naturaleza, es refractario a las mediciones. Su tamaño es motivo de duda y controversia. El economista italiano Vito Tanzi, quien en la década de 80 desarrolló un método para evaluar la economía informal, levanta una ceja de duda cuando escucha que alguien estima que la informalidad en Brasil es del 40%. Para él, una buena parte de la economía subterránea es capturada por cuentas oficiales. "Si no fuera así, podríamos decir que Brasil es un 40% más rico de lo que realmente es", dice. Y el corolario: en este caso, la carga tributaria (calculada como un porcentaje del PIB) no puede considerarse alta. El punto es claro: la ignorancia de la economía subterránea puede distorsionar la interpretación de los datos macroeconómicos y conducir a políticas públicas equivocadas.

Para Tanzi, la informalidad causa una "tremenda distorsión en el mercado". El resultado es un desequilibrio entre las empresas que pagan impuestos y las que no. Este aspecto fue abordado en la presentación de André Franco Montoro Filho. “Las desviaciones de conducta, como la evasión fiscal, la informalidad, el contrabando, la falsificación, la adulteración y la piratería, generan graves desequilibrios de competencia, que contaminan el entorno empresarial, eliminan importantes inversiones y, en consecuencia, reducen el ritmo de crecimiento potencial económico del país ", dice el presidente ejecutivo de ETCO.

Las incertidumbres sobre la economía sumergida comienzan con la definición misma. Hay una definición amplia: serían todas las actividades económicas no registradas que contribuyen al PIB. Pero para el economista austriaco Friederich Schneider, de la Universidad Johannes Kepler, lo ideal sería trabajar con una definición más precisa: la producción y el servicio se ocultarían deliberadamente. Schneider realizó un estudio sobre informalidad en 21 países de América Latina, en el que identifica buenas y malas noticias para Brasil. Lo malo: la economía subterránea es demasiado alta para los estándares mundiales. Lo bueno: está cayendo en relación con el PIB. Sin embargo, entre los latinos, la informalidad en Brasil es promedio. De los 21 países, el más informal es Bolivia, donde dos tercios de la economía están bajo tierra. En el otro extremo, Chile, con un quinto. Brasil, con poco más del 40%, está en el medio. (Aunque Tanzi impugnó la proporción, es útil porque permite la comparación con otros países, ya que todos fueron evaluados por el mismo criterio).

Al comentar sobre la investigación de Schneider en el prefacio, Everardo Maciel, secretario de Ingresos Federales del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, señaló que "el aumento de la carga tributaria solo puede entenderse como un factor que induce la evasión fiscal y, eventualmente, la economía subterránea cuando resulta de un aumento de la tasa nominal o base de cálculo, que clasifico como presión fiscal ". Y concluye: "No es raro que aumente la carga tributaria, antes de que sea una causa, es el efecto de la disminución de la economía sumergida".

¿Desde cuándo cae la informalidad en Brasil? Desde 2005, dice Schneider. En realidad, desde el Plan Real en adelante, la economía subterránea describió movimientos opuestos. Entre 1995 y 2004, su participación en el PIB aumentó del 20,71% al 42,60%. Desde entonces, ha estado cayendo (en 2007 había caído al 40,23%). La curva descendente se explica por el crecimiento de la economía formal.

Dependiendo del método utilizado, el resultado puede variar. Un estudio mostrado por el economista Fernando de Holanda Barbosa Filho, del Instituto Brasileño de Economía de la Fundación Getúlio Vargas, identifica un aumento del 10% en la economía informal entre 2003 y 2006. El economista usó el método Mimic, un acrónimo en inglés para causas múltiples e indicadores múltiples. , que captura los factores que más afectan a la economía sumergida, aunque no la escalan. El estudio mostró que cuanto mayor es el nivel de actividad, mayor es la economía subterránea, ya que esto es complementario a la economía formal. En Brasil, la informalidad aumentó casi un 11% en términos absolutos entre 2003 y 2007, y cayó un 5% en términos relativos, porque la economía en general creció un 17% en el período.

Es una pequeña caída desde un nivel alto. Los trabajos reunidos en Underground Economy, en el que pesan diferentes puntos de vista, convergen en la conclusión de que, sin un conocimiento más profundo de la informalidad, sus causas no se abordarán adecuadamente, y no retrocederá sustancialmente, en detrimento de la competencia.

Economía sumergida / economía subterránea
Los capítulos de la versión en inglés del libro están disponibles aquí en formato PDF / textos en inglés disponibles aquí:

1) Prólogo: Everardo Maciel
2) Artículo de André Montoro
3) Artículo de Vito Tanzi
4) Artículo de Friedrich Schneider
5) Artículo IBRE-FGV / ETCO.

El libro en portugués ya está a la venta en las mejores librerías.

RELACIONADO