¿Qué reforma fiscal necesita Brasil?

La edición de octubre de 2019 de la Revista ETCO brinda cobertura de dos seminarios sobre tributación realizados por el Instituto. El seminario Tributación y Seguridad Legal, realizado en junio, reunió a grandes juristas para discutir soluciones a los problemas del sistema tributario brasileño y fue coordinado por el presidente del Consejo Asesor de ETCO, Everardo Maciel. Contó con las presentaciones de los abogados fiscales Heleno Torres, Roberto Quiroga, Humberto Ávila, Hamilton Dias de Souza y Gustavo Brigagão.

El seminario Tributación en Brasil, realizado en julio, en alianza con el periódico Valor Econômico, contó con conferencias del presidente ejecutivo de ETCO, Edson Vismona, Everardo Maciel, Roberto Quiroga, el economista Marcos Lisboa del diputado federal Efraim Filho y Phelippe. Toledo Pires de Oliveira, Fiscal General Adjunto del Tesoro Nacional.

Consulte aquí estos y otros artículos de la revista ETCO.

Everardo Maciel explica por qué no cree en proyectos que sugieran refundar nuestro sistema tributario

LA NUEVA TEMPORADA DE REFORMA TRIBUTARIA

 

por Everardo Maciel *HAGA CLIC AQUÍ 3

Los sistemas tributarios son modelos vivos que retratan la complejidad de las relaciones económicas y sociales en una sociedad. Hay muchas razones contra los reclamos de reforma fiscal demasiado ambiciosos

 

La imperfección y la complejidad del sistema tributario brasileño, que son, además, características comunes a todos los sistemas tributarios, estimulan una profusión de soluciones plásticamente elegantes y disruptivas, pero que ignoran los riesgos y costos inherentes a cualquier cambio.

Los sistemas tributarios son el resultado de enfrentamientos que involucran conflictos de razón e intereses en los parlamentos. No son modelos, aplicaciones o, en el pasado, obras de monjes copistas. Por el contrario, son modelos vivos que retratan la complejidad de las relaciones económicas y sociales en una sociedad. Por lo tanto, son inevitablemente imperfectos y complejos.

Esta complejidad, a su vez, está aumentando, porque los sistemas tributarios incorporarán, con el tiempo, cambios, algunos legítimos, otros no, que distorsionan la concepción original.Leyenda Everardo Maciel

La imperfección y la complejidad estimulan nuevas concepciones destinadas a refundar los sistemas tributarios, en el contexto de una idealización improbable y poco útil.

Son frecuentes las declaraciones perentorias que denuncian la complejidad, la ineficiencia y la regresividad del sistema tributario brasileño, sin que haya un debate mínimamente consistente sobre el tema.

Hay muchas posibilidades para calificar la complejidad. Lo que hace que un sistema tributario sea realmente complejo es la sobrecarga de los requisitos burocráticos, la profusión de regímenes especiales y la indeterminación de conceptos y demoras procesales que conducen a la incertidumbre legal.

Cuestiones como el número de tasas o impuestos y las incidencias superpuestas se superan fácilmente mediante el uso de buenas aplicaciones informáticas.

Los problemas existen y siempre existirán, lo cual es una excusa para la acción continua centrada en asuntos estratégicos, con el objetivo de eliminarlos o mitigarlos.

Los problemas de ICMS y PIS / Cofins se remedian con cambios quirúrgicos.

Hay muchas razones contra los reclamos de reforma fiscal demasiado ambiciosos.

Los cambios tienen costos y riesgos. La estabilidad normativa, en el ámbito fiscal, es un activo relevante para decidir sobre inversiones privadas.

En una entrevista con Veja (27/09/2017), Eldar Saetre, presidente de Statoil (compañía petrolera estatal noruega), destacó que su principal preocupación en relación con los impuestos brasileños era la imprevisibilidad. Agregó que, en Noruega, la tributación de la actividad petrolera fue alta (78%), pero estable.

En una entrevista con el Financial Times, publicado en Valor (28/04/2017), Warren Buffet, uno de los mayores inversores del mundo, dijo: "Las personas invierten cuando piensan que pueden ganar dinero, y no por impuestos".

Además, existen riesgos para la tesorería y el contribuyente. Cualquier cambio tiene repercusiones en las tasas impositivas y las bases imponibles, de manera impredecible y de manera diferente en los contribuyentes.

En última instancia, los cambios importantes pueden tener un carácter aventurero. De todos modos, los sistemas, como el afluente, solo son conocidos con masa real.

En todo, no podemos olvidar nuestra vocación eterna de copiar modelos de otros países, construidos en circunstancias peculiares y diferentes a las nuestras. Es servilismo cultural, opuesto e igualmente mediocre de la xenofobia en el campo de las ideas.

Lo más grave es que buscamos copiar modelos en franca obsolescencia, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es complejo, vulnerable a la evasión (el carrusel o el billete de banco es una modalidad de evasión conocida en Europa) y no puede asimilar adecuadamente economía digital

Es bueno prestar atención a lo que se está discutiendo en la frontera de la política fiscal. Con una sólida base académica, Estados Unidos ya está discutiendo la formulación de un modelo para gravar los ingresos consumidos, que agrega las características del IVA y del impuesto sobre la renta, innovando en ellas.

Mientras tanto, en Brasil, se presta poca o ninguna atención a nuestras enfermedades fiscales más graves: la burocracia, la indeterminación conceptual y el proceso tributario.

La burocracia reina triunfante en el sistema tributario. Sus perlas son registro múltiple, requisitos de certificados negativos, reembolsos de impuestos, obstáculos a la compensación, etc.

Es cierto que siempre existirá la indeterminación conceptual, exigiendo la intervención esclarecedora de la Justicia. Después de todo, no existe un sistema de concepto cerrado. Lo reprobable es la exageración.

Todavía no hemos pacificado conceptos como facturación, ingresos brutos, indemnización a efectos fiscales, disolución irregular de empresas, responsabilidad conjunta de socios, sustitución de impuestos, planificación fiscal abusiva, etc. Es absurdo.

El proceso, desde el lanzamiento hasta la ejecución, es exquisito en su lentitud e ineficiencia.

En la Unión, los montos bajo discusión administrativa y judicial agregados a los créditos registrados en la deuda activa corresponden a más del doble de la recaudación anual de impuestos.

Un informe producido por el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) muestra que de los impresionantes 80 millones de casos pendientes en los tribunales, aproximadamente 30 millones se refieren a la aplicación de impuestos.

Aunque contradice la burocracia y la industria de litigios, la verdadera reforma es eliminar estas enfermedades impositivas. Sin embargo, carece del encanto de diseñar un modelo tributario nuevo, impredecible e innecesario.

Los reclamos ambiciosos, al exacerbar los conflictos fiscales, incluso en el contexto del federalismo fiscal, siempre terminan en callejones sin salida, además de eliminar el foco de las enfermedades fiscales brasileñas. Vale la pena recordar la enseñanza de Einstein: "es una locura seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes".

 

La investigación muestra la relación entre la carga fiscal y el contrabando

HAGA CLIC AQUÍ 3
El trabajo comparó productos con trayectorias opuestas en relación con el nivel de impuestos y el tamaño del mercado ilegal.

Las leyes más estrictas, la vigilancia más estricta en las fronteras y la inspección permanente en los puntos de venta son armas indispensables para combatir el contrabando. Sin embargo, una encuesta publicada en noviembre llama la atención sobre otro factor que está en el corazón del problema: la diferencia en su carga tributaria en Brasil y en los países vecinos, especialmente Paraguay.

El estudio "La lógica económica del contrabando" fue realizado por el Instituto de Desarrollo Económico y Social de Fronteras (IDESF), una asociación que estudia los problemas de las ciudades ubicadas en las regiones fronterizas. Él hace una comparación entre el sector informático y el de los cigarrillos, que en los últimos años han tenido trayectorias opuestas en relación con la carga fiscal y el contrabando.

Hasta principios de la década de 2000, el segmento de computadoras fue uno de los que más sufrió el comercio ilegal. En 2005, se aprobó la Ley 11.196 / 2005, conocida como Lei do Bem, que redujo las tasas de PIS y Cofins en el sector. Desde entonces, los gráficos muestran el crecimiento de la producción nacional y la caída en el número de incautaciones de elementos informáticos de contrabando y no dejan dudas sobre la relación de causa y efecto entre los dos factores.

En 2006, las incautaciones de productos informáticos realizadas por la Policía Federal, que siempre representan una porción minúscula del contrabando, se estimaron en US $ 12 millones. En los años que siguieron, ese número disminuyó constantemente, terminando 2016 por debajo de $ 2 millones. En el mismo período, la producción de la industria brasileña aumentó de menos de 4 millones a más de 12 millones de computadoras por año, con ventas que saltaron de R $ 4 mil millones a R $ 10,7 mil millones.

GRÁFICO INFORMÁTICO

El sector del cigarrillo está experimentando un movimiento inverso. Desde 2012, los impuestos sobre el producto han aumentado año tras año debido a una política fiscal supuestamente diseñada para desalentar el consumo a través de aumentos de precios a los consumidores. Sin embargo, según la encuesta de IDESF, las principales consecuencias fueron la caída de la producción nacional y el aumento del contrabando, con todas las pérdidas que causa este tipo de delito, incluida la pérdida de ingresos y el estímulo al crimen organizado.

Casi la mitad del mercado

De 2012 a 2016, el precio de los cigarrillos brasileños aumentó 148%, mientras que la producción brasileña cayó 40,29%. En contraste, el contrabando explotó. En 2012, las incautaciones de cigarrillos traídos ilegalmente desde Paraguay correspondieron al 3,78% de la producción nacional. Tres años después, este índice ya había alcanzado el 17,7%, según lo encontrado por IDESF.

Las cifras presentadas en el estudio coinciden con lo observado en la investigación de Ibope sobre los hábitos de consumo de los brasileños, incluido el de los cigarrillos. La encuesta reveló una presencia creciente de marcas de contrabando, que representaron el 34% en 2013 y alcanzaron casi la mitad del consumo del país este año (48%). En el mismo período, la carga fiscal del sector aumentó del 65% al ​​71%.

El estudio IDESF se basó en información de varias fuentes, incluidos análisis de impuestos, encuestas de precios en Brasil y Paraguay, consultas policiales y entrevistas con personas involucradas en el comercio ilegal. Los datos muestran que las ganancias de los contrabandistas están directamente relacionadas con la diferencia entre los niveles de impuestos en ambos países, que hoy es más del 50% en el caso de los cigarrillos y el 14% en los artículos de computadora.

tabla de carga fiscal

BENEFICIOS HASTA 231%

Debido a esta ventaja del producto ilícito, los delincuentes pagan R $ 0,70 por paquete de cigarrillos en Paraguay y lo revenden en Brasil por R $ 2,40, a precios mayoristas. Los costos de transporte, la preparación de los conductores, los guardias de seguridad y otros operadores de contrabando y los gastos con corrupción de los inspectores y la policía consumen el 22,4% de esta cantidad. El resultado es un retorno del 179% al 231% sobre el capital invertido. En la misma comparación, las computadoras proporcionan un margen máximo del 13,34%, que incluso puede ser negativo. El producto se ha vuelto inviable para los delincuentes.

El presidente de IDESF, Luciano Barros, cree que Brasil no podrá ganar la guerra contra el contrabando a menos que tenga en cuenta la cuestión fiscal. "El gobierno tiene que entender que hay una lógica económica para este tipo de delito", dice. “Es necesario mirar más allá de los beneficios económicos de los pasajeros y medir el impacto de estas decisiones en la vida de los brasileños. Ya no es posible jugar a ciegas a favor del contrabando en nombre de objetivos que no tienen en cuenta los aspectos sociales, especialmente de las poblaciones fronterizas, que son quienes sufren estas consecuencias de la manera más directa y cruel ".

 

Carga fiscal aquí y en Paraguay

El nuevo enemigo N ° 1 de los deudores fiscales más contundentes

La senadora Ana Amélia habla sobre su proyecto de ley para luchar contra las empresas que utilizan los incumplimientos fiscales para ganar el mercado

 

ANA BIG AMELIA INTERNA

Actúan de esta manera de manera sistemática, diferenciándose, por lo tanto, de ese contribuyente que, en un momento difícil, no recauda impuestos, pero muestra una intención de regularizar su situación.

La evasión fiscal en Brasil es un delito. El culpable puede incluso ir a prisión. Sin embargo, existe una práctica que causa prácticamente las mismas pérdidas que la evasión fiscal, pero no se considera un delito y su lucha ha sido muy difícil en el país. Este es el incumplimiento fiscal habitual, que ocurre cuando la empresa informa sus ventas a las autoridades fiscales. , pero simplemente no paga impuestos.

El deudor consuntivo se beneficia de la falta de instrumentos legales específicos para combatirlo y de la lentitud de la Justicia para arrastrar los procedimientos de cobro durante años, a menudo trabajando en naranjas que, cuando las acciones se pierden definitivamente, no tienen equidad para saldar deudas que millonarios. Mientras tanto, utiliza la ventaja de los impuestos no pagados para bajar sus precios y conquistar el mercado a expensas de competidores honestos, desestabilizando el mercado.

La buena noticia es que esta práctica puede tener sus días contados. En agosto, la senadora Gaúcha Ana Amélia Lemos (PP-RS) presentó un proyecto de ley al Senado (PLS 284/2017) que regula el artículo 146-A de la Constitución, permitiendo la creación de regímenes especiales de fiscalidad e inspección. La iniciativa crea condiciones para un combate y un efecto mucho más rápidos de este tipo de empresa y cuenta con el apoyo de ETCO.

Periodista con casi 40 años de experiencia profesional, 31 de los cuales cubrían los asuntos de Brasilia para la red RBS de Rio Grande do Sul, Ana Amélia entró en política en 2010. En su primera carrera, fue elegida senadora con más de 3,4 millones de votos. Desde entonces, se ha destacado en el Congreso: fue elegida cuatro veces como una de las diez mejores senadoras en el premio Congreso en foco, en 2013 fue nombrada por el Departamento de Asesoría Parlamentaria (Diap) entre las Uniones como la parlamentaria más influyente en el Congreso Nacional y actualmente ocupa segundo lugar en el ranking político, una encuesta que evalúa la producción legislativa de los 594 congresistas (senadores y diputados).

El 10 de noviembre, la senadora Ana Amélia habló sobre los propósitos del PLS 284/2017 en una entrevista exclusiva con Revista ETCO.

Senador, su proyecto busca regular el artículo 146-A de la Constitución. ¿Cuál es el propósito principal de este artículo constitucional?

Senadora Ana Amelia: El artículo 146-A de la Constitución Federal fue formulado para evitar el uso de impuestos como instrumento de desequilibrio competitivo. El proyecto de ley complementario (PL 284/2017) permitirá no solo a la Unión, que siempre ha tenido la competencia para abordar el problema, sino también a los Estados, el Distrito Federal y los Municipios para establecer regímenes especiales de fiscalidad e inspección diferenciados, para neutralizar Los efectos de los impuestos sobre la competencia.

En los últimos años, varios segmentos comerciales han estado sufriendo una competencia desleal por parte de compañías que recurren a ventajas ilícitas, como los incumplimientos impositivos persistentes, para ganar participación de mercado. ¿El objetivo del proyecto es combatirlos?

Senadora Ana Amelia: El proyecto de ley establece criterios fiscales especiales, con el objetivo de evitar desequilibrios de competencia, sin perjuicio de la competencia de la Unión, por ley, para establecer normas con el mismo objetivo. La intención es evitar el fraude, la evasión fiscal o incluso el uso de deudas incobrables persistentes como un medio para que compañías sin escrúpulos aumenten sus ingresos y ganancias, ganando el mercado injustamente y perjudicando la competencia. El proyecto, por lo tanto, tiene un amplio espectro, lo que permite la prevención de desequilibrios competitivos independientemente de cómo se use el impuesto para dañar el Tesoro y la competencia, incluidos los incumplimientos fiscales recurrentes.

citas ana amelia

¿Cómo ve las pérdidas que los deudores de impuestos regulares causan a la sociedad?

Senadora Ana Amelia: El sitio web Movimento Combustível Legal informó, en base a un estudio realizado por la Fundación Getúlio Vargas, que la evasión fiscal en el sector de combustibles hoy es de R $ 4,8 mil millones. Es dinero que podría recaudarse e invertirse en inversiones en salud, educación, seguridad e infraestructura. Quien comete este delito aprovecha las lagunas en la legislación que permiten al deudor habitual continuar ejerciendo la actividad, incluso si tiene deudas con el Estado. El deudor persistente obtiene ventajas desproporcionadas en relación con ese competidor que trabaja legalmente, ya que tiene un margen mucho mayor para trabajar. La evasión fiscal impacta directa y negativamente en la vida de los ciudadanos. El dinero que se pagaría en impuestos relacionados con la venta de combustibles podría revertirse a servicios dirigidos a la población, ya que más de la mitad del monto cobrado al conductor, en la bomba, es un impuesto. La evasión fiscal crea un ambiente de competencia desleal, perjudicando a los concesionarios y distribuidores que trabajan legalmente. Otro delito que debe combatirse y que perjudica al consumidor es la adulteración en el combustible, ya que contamina el medio ambiente, y el fraude en la bomba pesa en los bolsillos de los consumidores.

¿Cómo puede la creación de regímenes fiscales especiales ayudar a combatir estas prácticas desleales?

Senadora Ana Amelia: Los regímenes especiales consisten en formas diferenciadas de cumplir con las obligaciones tributarias para permitir la recaudación de los impuestos legalmente previstos. Cuando los medios tradicionales de recaudación no funcionan, debido a las prácticas adoptadas por los deudores con el fin de eludirlos, es necesario proporcionar a las Administraciones Tributarias las herramientas adecuadas para combatirlos de manera eficiente. Ese es el objetivo de PL 284/2017.citas ana amelia 2

 

¿Ha mantenido la Corte Suprema la misma jurisprudencia?

La senadora Ana Amélia: La Corte Suprema Federal tiene precedentes (70, 323 y 547) que impiden la adopción de medios coercitivos indirectos para obligar al contribuyente a recaudar impuestos, como, por ejemplo, la imposición de regímenes especiales especiales que impiden el ejercicio regular de la actividad económica. Sin embargo, en RE 550.769 y en ADI 173, el Tribunal Supremo señaló que la orientación contenida en tales descripciones generales no se aplica cuando el contribuyente utiliza el incumplimiento del impuesto como un medio para explorar su actividad y ganar mercado, porque, en este caso, el ejercicio de La actividad económica se vuelve ilegal y, como tal, no merece protección judicial. En este escenario, se debe respetar el principio de libre competencia.

¿La nueva comprensión de la Corte Suprema busca proteger el equilibrio del mercado?

Senadora Ana Amelia: Sí, en una ponderación de valores, el Tribunal Federal Supremo comprende que la libre competencia debe prevalecer sobre la libre iniciativa, cuando se verifica el ejercicio abusivo de la actividad económica, con incumplimiento sistemático e injustificado de los impuestos. De esta forma, se busca la protección del mercado, considerado patrimonio nacional por la Constitución (art. 219).SINTONIZANDO CON EL STF

Hoy, debido a la confusión legal, los procesos de cobro de deudores persistentes duran más de diez años, y en ese período la compañía causa un gran daño competitivo. Si su proyecto es aprobado, ¿la solución será más rápida?

La senadora Ana Amélia: Este es también uno de los propósitos. La definición de reglas claras de fiscalidad e inspección puede acelerar las soluciones y esto será beneficioso no solo para evitar la competencia desleal, sino también para prevenir otras irregularidades que perjudican a los consumidores y al medio ambiente. El proyecto separará al deudor eventual, quien a veces enfrenta un problema y no paga el impuesto por un período específico, pero luego hace un acuerdo y liquida la deuda, de ese deudor que nunca paga el impuesto. Por lo tanto, el poder judicial podrá identificar con mayor precisión para tomar su decisión. Además, la Administración Tributaria puede, en situaciones extremas, suspender o cancelar el registro del deudor en el registro de contribuyentes, lo que permitirá resolver el problema en su lugar de nacimiento, evitando la prolongación de sus efectos nocivos en el mercado y la sociedad en general.

¿Podría resumir los puntos principales del proyecto?

Senadora Ana Amelia: El proyecto prevé que la Unión, estados y municipios podrán establecer criterios para el cumplimiento de las obligaciones tributarias, como por ejemplo, control especial sobre la recaudación tributaria, mantenimiento de la inspección ininterrumpida en la constitución de un sujeto pasivo, anticipación o postergación del hecho imponible y concentración de la obligación tributaria. incidencia de impuestos en una determinada etapa del ciclo económico, entre otras medidas. También prevé el cambio de la condición del sujeto pasivo en el registro de contribuyentes a las modalidades suspendidas o canceladas. Si persisten las infracciones, o si consta que la empresa fue constituida por la práctica de fraude fiscal estructurado y por la producción o comercialización de un producto sustraído o en incumplimiento de las normas establecidas por la legislación vigente, este será el tratamiento. La intención es garantizar la transparencia y el debido proceso, sin perjuicio del consumidor y de los propietarios de los establecimientos que trabajen cumpliendo con las normas y principios éticos de la actividad. La iniciativa también se dirige a sectores con altos impuestos, como bebidas y cigarrillos.

¿Cuáles son los tipos de castigo previstos en el proyecto?

Senadora Ana Amelia: El proyecto de ley determina que la autoridad administrativa puede cambiar el estado del contribuyente en el registro de contribuyentes a las modalidades suspendidas o canceladas. La suspensión se produce cuando persisten las infracciones que motivaron la aplicación de un régimen especial, o la empresa no cuenta con la autorización del agente regulador o del organismo de supervisión competente. La cancelación estaría justificada por razones tales como evidencia de que la empresa se constituyó para la práctica de fraude fiscal estructurado y para la producción, comercialización o almacenamiento de bienes robados, robados, falsificados, adulterados o en incumplimiento de los estándares establecidos por el agente o agencia reguladora. inspector competente

¿El proyecto preserva los derechos de defensa de los contribuyentes?

La senadora Ana Amélia: Sí, establece la citación previa del contribuyente para ejercer el derecho de defensa, en un plazo no menor de quince días, y garantiza la presentación de una apelación, sin efecto suspensivo, que debe ser escuchada en un plazo de noventa días, bajo pena de cancelación inmediata. régimen diferenciado, además de la aplicación individual de la autoridad administrativa, por hasta doce meses, extensión permitida por decisión razonada.

 

El proyecto busca servir a una causa noble e importante, que es la lucha contra la competencia desleal. Pero, ¿no pueden usarlo los estados, los municipios o la Unión de manera distorsionada solo para aumentar los ingresos? ¿El proyecto aclara los límites para evitar que esto suceda?

Senadora Ana Amelia: No puede utilizarse de manera distorsionada para aumentar la recaudación de impuestos porque los criterios especiales de tributación, previstos en el proyecto, no son aptos para generar un aumento en los impuestos. Solo permiten recaudar los impuestos ya provistos. Además, su aplicación debe ir precedida de una motivación que demuestre la necesidad, adecuación y calibración de las medidas adoptadas para proteger la libre competencia.

 

¿Se puede usar el régimen diferenciado en cualquier sector y para cualquier impuesto o el proyecto limita su aplicación?

Senadora Ana Amelia: El proyecto de ley establece que la ley es válida para cualquier sector de actividad económica en el que sea necesario utilizar instrumentos fiscales diferenciados para garantizar el buen funcionamiento del mercado, con énfasis en aquellos en los que el impuesto es un componente relevante en la composición de los precios de los productos. o servicios y en los cuales la estructura de la cadena de producción o comercialización socava la eficiencia de controlar diferentes formas de evasión fiscal. Solo los impuestos recaudados sobre los ingresos, las ganancias, las transacciones financieras o el patrimonio están fuera del alcance del proyecto, dadas las características de estos impuestos, que los hacen menos propensos a influir en la competencia.

 

El senador Ricardo Ferraço había sido elegido para ser el relator del proyecto, pero se excusó a fines de octubre. ¿Cómo está el proyecto ahora? ¿Cuáles serán los próximos pasos y cuál es su pronóstico sobre cuándo se puede votar?

Senadora Ana Amelia: El nombre del senador Ricardo Ferraço todavía figura como relator en el portal del Senado. Sin embargo, me imagino que, debido a la licencia de 120 días, se puede nombrar un nuevo relator para la Comisión de Asuntos Económicos. A partir de ahí, esperaremos la presentación y votación del texto en el comité. Después de eso, el proyecto de ley aún tendrá que pasar a la Plenaria del Senado. Luego va a la Cámara de Diputados. Al ser aprobado sin modificaciones, se procede a la sanción presidencial. Las comisiones que tendrá que pasar por la Cámara se definirán solo después de que el proyecto llegue a la Cámara. No hay forma de predecir el tiempo aproximado o exacto para el procesamiento, pero espero que se convierta en ley para fines de 2018.

 

 

 

La nueva edición de la revista ETCO ya está disponible

REVISTA ETCO | Diciembre 2017 nº 21 - Año 14
Puede leer la Revista ETCO aquí en el formato FLIP descargar la edición digital en PDF o lea los artículos individualmente en el sitio web.
Feliz lectura!

Echa un vistazo a la edición digital

Propone una ley dura contra el deudor fiscal persistente

La senadora Ana Amélia habla sobre un proyecto que autoriza impuestos especiales contra aquellos que usan valores predeterminados para practicar la competencia desleal. Leer entrevista exclusiva que le dio a la revista ETCO

También en esta edición:

La lógica económica del contrabando

Un estudio muestra cómo los impuestos excesivos favorecen el crimen organizado. Echa un vistazo a.

La mala idea de crear un nuevo impuesto sobre jugos, refrescos y refrescos

La intención de reducir la obesidad al gravar las bebidas azucaradas no cuenta con el respaldo de la ciencia y puede contribuir a aumentar la ilegalidad en este mercado

 

IMPUESTO DE AZÚCAR 2Una propuesta en discusión en el Gobierno Federal y en el Congreso Nacional trata de resolver un problema extremadamente complejo a través de una medida simplista. Es la idea de combatir la obesidad con la creación de un nuevo impuesto sobre las bebidas no alcohólicas que contienen azúcar en su composición, como los refrescos, jugos y refrescos.

Los defensores de la propuesta creen que forzaría a disminuir el consumo y ayudaría a frenar el aumento de peso de la población. Pero no hay estudios en el mundo para confirmar esta teoría y encuentra resistencia incluso entre médicos y nutricionistas. Y también cuenta con la oposición de las entidades comerciales que lo ven como otro intento de aumentar la carga fiscal sobre el sector productivo. ETCO es parte de este grupo por una razón adicional: el riesgo de que la medida beneficie a las compañías deshonestas que hacen de la evasión fiscal la base de sus negocios. "En sectores que ya están altamente gravados, como las bebidas, cuanto mayor sea el impuesto, mayor será el riesgo de atraer la ilegalidad", dice el presidente ejecutivo del Instituto, Edson Vismona. "El resultado es el deterioro del entorno competitivo".

La preocupación tiene precedentes. Hasta principios de la década de 2000, el mercado de bebidas fue uno de los más afectados por los evasores de impuestos. Las fábricas que ocultaron sus ventas a las autoridades fiscales utilizaron esta ventaja ilícita para practicar precios artificialmente bajos y ganar cuota de mercado a expensas de compañías serias. "En ese momento, la evasión fiscal en el segmento de refrescos alcanzó el 30%", recuerda Vismona.

En los años siguientes, una inspección más rigurosa del sector, que incluyó la instalación de equipos para contar paquetes llenos en líneas de producción de bebidas, logró reducir el problema. Pero el IRS abandonó este sistema a fines de 2016 para reducir los gastos y el riesgo de evasión fiscal ha regresado. “Hoy, los impuestos equivalen al 40% del precio que el consumidor paga por las bebidas no alcohólicas. Aumentar los impuestos aún más, mantener la inspección suelta como es, es una locura ”, advierte Vismona.

PROBLEMA SERIO Y COMPLEJO

El avance de la obesidad es una enfermedad muy grave que afecta a todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1975, la tasa de personas obesas en el planeta se ha triplicado. En Brasil, aumentó de 11,8% a 18,9% solo en los últimos diez años. Sin mencionar a los brasileños con sobrepeso, que representan otro 35% de la población. Esta epidemia causa enormes daños a la salud de las personas y a las arcas públicas. La diabetes, la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades degenerativas y el cáncer son algunas de las enfermedades relacionadas con el sobrepeso. Se estima que, cada año, SUS (Sistema Único de Salud) gasta R $ 488 millones en el tratamiento de patologías relacionadas con la obesidad.

Pero el problema es extremadamente complejo. Según la OMS, sus raíces están relacionadas con transformaciones profundas que han ocurrido en las últimas décadas. La población dejó el campo por las ciudades; comenzó a utilizar medios de transporte y máquinas que redujeron el esfuerzo físico; muchos trabajos de hoy requieren pasar el día sentado frente a la computadora; creció el estilo de vida sedentario; el ritmo de la vida se aceleró; el estrés y la ansiedad aumentaron; más mujeres fueron a trabajar afuera; se hizo más difícil preparar comida en casa; el patrón alimenticio ha cambiado; y cada vez más personas aumentan de peso al consumir más calorías de las que gastan.

IMPUESTO DE AZÚCAR 3

Para abordar las múltiples causas de la obesidad, la OMS ha estado haciendo una serie de recomendaciones a los gobiernos durante años. Hay docenas de acciones que incluyen programas para fomentar el deporte (60 minutos al día para niños y 150 minutos a la semana para adultos); alentando el consumo de frutas, verduras, legumbres y granos integrales; campañas educativas en escuelas; tratamiento preventivo en instituciones de salud; consumo reducido de grasas y azúcares; cambios en las etiquetas de los alimentos para aclarar sus propiedades nutricionales; y otras iniciativas que requieren esfuerzo por parte de las agencias públicas.

El año pasado, la organización agregó a esta larga lista la sugerencia de sobrecargar las bebidas azucaradas, una idea controvertida que divide las opiniones en todo el mundo. De esta manera, se convirtió en una prioridad. En junio, el Consejo Nacional de Salud, una agencia vinculada al Ministerio de Salud, recomendó la creación de este nuevo impuesto en Brasil. Y un proyecto en la misma línea, escrito por el diputado federal Sérgio Vidigal, llegó al Congreso Nacional, que celebró una audiencia pública sobre el tema el 31 de octubre.

CONTRIBUCIONES INDUSTRIALES

Los líderes que representan a la industria de bebidas reconocen la importancia de participar en el movimiento para combatir la obesidad y recuerdan que esto ya se está haciendo en el país. El presidente de la Asociación Brasileña de Refrescos y Bebidas sin Alcohol (ABIR), Alexandre Jobim, hablé de ello en la audiencia pública. Dijo que en los últimos seis años los fabricantes han reducido la cantidad de azúcar en sus productos en un 11% y que esta reducción debería alcanzar el 21% en los próximos cuatro años. También destacó que la industria ha estado ampliando su gama de productos, con el lanzamiento de bebidas con diferentes estándares nutricionales, incluidos los zumos de frutas sin azúcar añadido. Y recordó el hecho de que la industria en su conjunto decidió en 2016 dejar de anunciar a los niños menores de 12 años y que las principales marcas, como Coca-Cola, Ambev y Pepsico, hicieron un compromiso adicional para dejar de vender refrescos en las escuelas con niños. esa edad, todo a través de iniciativas voluntarias.

El presidente de ABIR declaró, sin embargo, que la industria no acepta ser tratado como "el villano principal de la obesidad", recibiendo un tratamiento fiscal discriminatorio. "Un estudio de la compañía de investigación Nielsen muestra que, en promedio, las bebidas azucaradas representan solo el 4% del consumo diario de calorías de los brasileños", dijo Jobim. "El azúcar de mesa, la que las personas agregan al café y otros alimentos, representa el 72% de la ingesta de azúcar en el país, y ¿Brasil va a cobrar de más a los refrescos?", Preguntó.

Los datos del propio Gobierno Federal cuestionan la relación entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de la obesidad. Según Vigitel, un servicio de investigación del Ministerio de Salud que monitorea los hábitos de estilo de vida relacionados con enfermedades crónicas, en la misma década en que la tasa de obesidad aumentó del 11,8% al 18,9%, el consumo regular de refrescos cayó de 30,9 , 16,5% para el XNUMX% de la población.

La idea de que aumentar el impuesto sobre los alimentos calóricos puede tener un impacto en la reducción de la obesidad también carece de evidencia científica. Hay pocas experiencias internacionales a este respecto, y los resultados son controvertidos. Los defensores del impuesto citan el caso de México, que introdujo el recargo en 2013 y registró una reducción del 6% en el consumo de refrescos al año siguiente.

Pero la realidad entre los dos países en relación con este segmento de mercado es bastante diferente. México es el mayor consumidor per cápita de refrescos del mundo. Según un estudio de la consultora PwC, cada mexicano bebe un promedio de 163 litros por año, más del doble de los 70 litros per cápita registrados en Brasil. Y allí, tras la creación del impuesto a las bebidas azucaradas, el total de impuestos sobre el producto llegó al 28% - contra el 40% que ya se practica aquí.

REEMPLAZO POR CERVEZA
TEXTO DESTACADO IMPUESTO DE AZÚCAR

Además, la reducción en el consumo no estuvo acompañada de ninguna evidencia de mejora en los niveles de obesidad, lo que plantea la hipótesis de que las personas pueden haber cambiado la bebida por otros alimentos igualmente calóricos. La nutricionista Márcia Terra, directora de la Sociedad Brasileña de Alimentación y Nutrición (SBAN), dice que esta posibilidad no puede descartarse. Ella cita un estudio del profesor Brian Wansink, director del Laboratorio de Alimentos y Marca de la Universidad de Cornell (EE. UU.), Que comparó el comportamiento de dos grupos de familias estadounidenses durante varios meses: uno sujeto a una tarifa adicional del 10% bebidas azucaradas y el otro no. "En este estudio, hubo una migración del consumo de refrescos a cerveza", dice el nutricionista. En su opinión, es necesario estudiar mejor el comportamiento del consumidor para determinar si dicho impuesto tiene un efecto positivo, neutral o incluso negativo en la salud de las personas.

 

MANERAS MÁS EFECTIVAS

El cardiólogo y nutriólogo Carlos Daniel Magnoni, del Instituto Dante Pazzanese, en São Paulo, está de acuerdo. Estudioso del tema y activo en campañas para combatir la obesidad, menciona las conclusiones de la investigación Superando la obesidad: un análisis económico, realizada por la firma consultora McKinsey. El trabajo comparó varias experiencias de hacer frente al problema y concluyó que no hay evidencia científica de que sobrecargar las bebidas azucaradas reduzca el peso de las personas.

carlos daniel magnoni 2

En opinión de Magnoni, hay formas mucho más efectivas que son poco exploradas en Brasil. Un ejemplo, según él, es un proyecto que Dante Pazzanese aplica en São Paulo y tiene la intención de difundir en todo el país llamado Obesity Zero. El objetivo es dirigir a más personas al servicio de orientación nutricional y parte de una acción simple: medir el peso y la estatura de todos los pacientes que llegan al hospital, independientemente del motivo. "Hoy, el 60% de los pacientes con SUS no son pesados", lamenta. "Si lo fueran, quizás podrían ser mejor evaluados y guiados desde el punto de vista de la nutrición".

Otro médico que no cree en la efectividad del recargo es el profesor de pediatría Hugo da Costa Ribeiro Júnior, de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Bahía (UFBA), especialista en obesidad infantil. Según él, los estudios científicos confirman que el sobrepeso está relacionado con múltiples factores, incluido el tipo de parto, la lactancia materna, la comida en los primeros mil días, el hábito de desayunar. "Todas las medidas que ignoran esta complejidad y buscan las soluciones más simples no funcionan y no son sostenibles a mediano y largo plazo", dice. “Es un error enfocarse en el manejo de alimentos específicos: esto no educa y no se beneficia desde el punto de vista de establecer una dieta adecuada.

Si no hay evidencia de que sobrecargar las bebidas azucaradas reduce la obesidad, no se puede decir lo mismo sobre sus efectos en el entorno competitivo. El ejemplo proviene de Dinamarca, una de las naciones más desarrolladas del mundo que también fue una de las primeras en instituir un impuesto específico sobre las bebidas azucaradas, en 1930. El impuesto estuvo vigente durante 83 años. Durante este período, los daneses pagaron el equivalente de R $ 0,85 en impuestos adicionales por litro de refresco. En 2013, se abolió el recargo, entre otras razones, al estimular el comercio ilegal de bebidas de los vecinos Suecia y Alemania, exentos del impuesto. Allí, la investigación muestra que más de ocho décadas de impuestos para desalentar el consumo de refrescos solo favorecieron el contrabando.

 

El Brasil que queremos

haga clic aquí_revista1

Este es el tema de la campaña apoyada por ETCO contra el contrabando, un mal que roba el mercado de las empresas nacionales, alimenta el crimen organizado y desangra las arcas públicas.

 

Las cifras son alarmantes: con este valor, que corresponde a la riqueza que Brasil dejó de producir en 2016 debido al contrabando, sería posible construir más de 1,3 millones de casas populares, mil hospitales, 65 mil guarderías o 25 mil escuelas públicas. . Estas son pérdidas que ningún país puede darse el lujo de ignorar, y mucho menos dejarlas crecer año tras año, como ha estado sucediendo. La exposición fue una de las acciones de la campaña O Brasil que Nós Queremos, llevada a cabo por el Movimiento en Defensa del Mercado Legal Brasileño. El Movimiento fue creado por ETCO y el Foro Nacional contra la Piratería y la Legalidad (FNCP) y cuenta con el apoyo de 70 entidades. El objetivo es unir fuerzas y movilizar a las autoridades de las tres ramas del gobierno y la sociedad en la lucha contra estas prácticas ilegales.

Watch: El Brasil que queremos (video)

DELITO ORGANIZADO

“El país en el que todos queremos vivir algún día solo podrá comenzar a construirse si dejamos de lado la retórica y pasamos a acciones de cambio inmediatas y efectivas que cuenten con el compromiso de todos”, dice Edson Vismona, presidente ejecutivo de ETCO. En nuestra experiencia, mejorar el entorno empresarial, simplificar las actividades empresariales y combatir la corrupción y la ilegalidad son las formas de llegar a este país de ensueño. Además de dañar económicamente a Brasil, actividades como el contrabando de cigarrillos financian el crimen organizado, aumentando los niveles de violencia que afligen a la población todos los días. Lo que necesitamos es evolucionar, de una vez por todas, del discurso a la práctica, con medidas que realmente monitoreen y restrinjan estas actividades, alentando a la industria a volver a invertir y comerciar para vender ”.

En un evento en Brasilia, Edson Vismona exigió menos retórica y más acción contra el contrabando.
En un evento en Brasilia, Edson Vismona exigió menos retórica y más acción contra el contrabando.

Otra acción de campaña involucró al periódico Folha de S. Paulo. Quien fue al quiosco de prensa o recibió la publicación en su casa el 29 de marzo quedó sorprendido por los titulares en la portada. El principal decía: "El contrabando paraguayo cae al mínimo histórico". Y los otros trajeron otras "buenas noticias" relacionadas con el problema, como la victoria del Estado en la guerra contra las pandillas que usan contrabando para financiar el narcotráfico y otros delitos: "El poder público retoma los barrios en las afueras de São Paulo". Desafortunadamente, estos no eran titulares reales, sino una chaqueta publicitaria con noticias de los sueños de un país que ya había logrado resolver el problema del contrabando.

 

APOYO LEGISLATIVO
El problema fue discutido por expertos el 3 de agosto, en un evento que se realizó en la FIESP para conmemorar el primer Día Estatal de Lucha contra el Contrabando en São Paulo. La fecha fue establecida por un proyecto de ley del congresista Jorge Caruso (PMDB), del recién formado Frente Estatal de Combate al Contrabando. El objetivo es que todos los años, ese día, los paulistas puedan debatir los desafíos y resultados de esta lucha. “El contrabando es una actividad dominada por pandillas como el PCC. Uso de criminales
las ganancias generadas por el contrabando para financiar otros delitos como el narcotráfico y el tráfico de armas ", dice Caruso.
La legislatura de São Paulo sigue el buen ejemplo del Congreso Nacional, que creó un Frente Parlamentario hace dos años con el
mismo propósito, presidido por el diputado federal Efraim Filho (DEM / PB).

Hijo de Efraín

"Los esfuerzos para combatir las prácticas ilícitas deben ser
unificado Ya no tiene sentido que las autoridades públicas, el parlamento y la sociedad civil organizada actúen de forma aislada y descoordinada ”, dice Efraim.

Además de dañar la economía y el desarrollo del país, el contrabando trae productos al mercado brasileño sin control de calidad e higiene, lo que pone en peligro la vida y la salud de los consumidores. La lista incluye todo, desde gafas de sol que causan daños a la retina hasta juguetes afilados y filosos, no aptos para niños, y cigarrillos con pelo de rata y patas de cucaracha, que terminan siendo inadvertidamente consumidos por la población. En los mismos vehículos y esquemas utilizados para contrabandear estos productos, el
Las facciones criminales también traen armas y drogas que alimentan la violencia en las grandes ciudades. "La lucha contra la ilegalidad
Es una lucha por la vida. La violencia que se produce en las calles y que tanto nos asusta se financia con el contrabando ”, dice Vismona.

 

APOYO DEL MINISTERIO DE JUSTICIA
La población brasileña está de acuerdo. En una encuesta reciente realizada por Datafolha, a solicitud del Movimiento para la Defensa del Mercado Legal Brasileño, el 84% de los encuestados dijo que creía en el vínculo entre el contrabando de cigarrillos y el crimen organizado.

BÚSQUEDA DE DATAFOLHA

Combatir el problema requiere un esfuerzo constante por parte de todos los actores de la sociedad y la participación efectiva del Gobierno Federal en la inspección de nuestras fronteras. En marzo, como parte de la campaña O Brasil que Nós Queremos, ETCO acordó con el Ministerio de Justicia la firma de un protocolo de intenciones, que incluye un conjunto de medidas y acciones de inteligencia para
suprimir el contrabando en el territorio nacional.
Solo entonces, uniendo esfuerzos, Brasil podrá deshacerse de esta cultura de ilegalidad más rápidamente y, en consecuencia, aumentar la recaudación de impuestos, invertir más en programas sociales, frenar el consumo de productos perjudiciales para la salud de la población y reducir la violencia y la violencia. desempeño del crimen organizado en grandes ciudades.
“El Brasil que queremos es el país del orden y el progreso, que genera riqueza, empleo y desarrollo para todos los brasileños”, refuerza Vismona.

Lea más sobre esto:

EL SECTOR DEL TABACO ES EL MÁS AFECTADO

SÃO PAULO CONTRA EL CRIMEN

Contrabando: São Paulo contra el crimen

haga clic aquí_revista1

El mayor consumidor de productos de contrabando en el país, el Estado crea un frente parlamentario para combatir la actividad.

Solo el año pasado, el gobierno de São Paulo perdió más de R $ 3,1 mil millones en impuestos debido al contrabando de tabaco, autopartes, productos electrónicos, bebidas y combustibles. El Estado es el defensor nacional de los productos de contrabando y también uno de los principales centros para distribuir estos productos al resto del país.

R $ 3,13 mil millonesEl dinero que el Estado no logró recaudar en 2016 se destinaría a construir 26 nuevos hospitales o 107 nuevas UCE. Para frenar estas pérdidas y combatir la delincuencia, la Asamblea Legislativa creó en junio el Frente Parlamentario Estatal de Lucha contra el Contrabando, encabezado por el diputado estatal Jorge Caruso (PMDB). “Está claro que una parte importante de esta lucha tiene que librarse en las fronteras brasileñas, ya que necesitamos cerrar las puertas al ingreso ilegal de productos de Paraguay. Pero otro frente importante de acción debe ser el combate al comercio de estos bienes en nuestras ciudades ”, justifica Caruso. “Eso es responsabilidad de los gobiernos estatales y alcaldías, que ya cuentan con varios mecanismos para lograr este objetivo, ya sea en el área de inteligencia y represión, o políticas tributarias que le quitan a los productos de contrabando su principal ventaja sobre los fabricados legalmente en el país: el precio. . "
El Frente Parlamentario también tiene la intención de proponer leyes para reforzar la lucha contra el crimen, exigir más acciones represivas del poder ejecutivo y llevar la discusión a toda la sociedad a través de acciones de movilización y debates públicos. "Luchar contra el contrabando en el Estado es luchar por la ciudadanía y por la realización de una realidad deseada por toda la población de São Paulo", recuerda el presidente ejecutivo de ETCO, Edson Vismona.