Discusión mal enfocada

por ETCO
06/09/2007

Autor: Claudio Haddad

Fuente: Valor Econômico, 06/09/2007

El CPMF sufre el grave defecto de ser un impuesto en cascada, pero tiene el
cualidad de tener bajo costo de cobro. Aunque el impacto final de un
el impuesto es difícil de determinar, también tiende a ser progresivo, ya que
los ricos, en términos de ingresos, realizan más transacciones financieras que
los pobres Sin embargo, su defecto supera las cualidades y, en una estructura
tasa impositiva ideal, participaría como máximo con una tasa pequeña, como la
0,08% que se sugiere en una de las propuestas en debate. Pero el CPMF no es el
patito feo solo en nuestra estructura fiscal. Este es un verdadero
monstruoso y no sirve de nada tratar de embellecerlo sin atacar las causas que lo hacen
como esto

[Valor Econômico] Gráfico: Gobierno Federal, Gastos / PIB; R $ bi.



En el escenario actual, CPMF no debe extinguirse


El punto principal de la pregunta es el crecimiento del gasto público, que continúa
siendo la principal vulnerabilidad del país. Habiendo sido, por décadas,
financiado por el impuesto inflacionario, luego del Plan Real se convirtió
cubierto por endeudamiento y aumentos de impuestos. La ley de responsabilidad
Aprobado en 2000, impuso disciplina a las finanzas estatales, pero no
restringido el gobierno federal, cuyo gasto (excluyendo intereses) ha sido
últimos cinco años a una tasa del 0,58% del PIB por año, como podemos ver en el gráfico.
Dado el aumento en el gasto corriente ya anunciado para el próximo año y el
continuo crecimiento estructural en el gasto en pensiones, todo indica que
esa tendencia continuará, lo que no parece preocupar al gobierno. La agenda de
las reformas fueron olvidadas, o incluso archivadas, y el nuevo equipo económico propone
una aceleración del gasto en infraestructura, sin contrapartida a los recortes en
otras areas

Asfixiar al país con una carga fiscal que superó el 25% del PIB en 1990
al 36% en 2006 y continúa creciendo es malo, pero volver al antiguo régimen de
Financiar el déficit público mediante la inflación es aún peor. Dado el volumen de
gastos, reemplace los ingresos de CPMF, estimados para este año en más de R $ 36
mil millones, requeriría un aumento en el endeudamiento o algún otro impuesto. Como a
primera opción, además de representar más impuestos futuros, pondría el
estabilidad, revirtiendo la tendencia a la baja de la deuda y la segunda tendría la
alta probabilidad de cambiar un impuesto malo por uno peor, no hay
alternativa a renovar el CPMF a la tasa actual. Discutir el
de lo contrario, apelando al formalismo de que la contribución se instituyó como
que el gobierno tendría otras fuentes de ingresos para reemplazarlo, es
ignorar la realidad presupuestaria o actuar de mala fe.


Para reducir la carga fiscal sin poner en riesgo la economía, es
esencial si comienza una discusión seria sobre el tamaño y la asignación de
gasto público Gastar más en educación y salud o pensiones,
que ya absorbe el 12,5% ​​del PIB? Transfiera más dinero a las ONG o invierta en
infraestructura? Aumentar el gasto en funcionarios públicos o eficiencia
¿gestión pública? Dar educación gratuita en universidades públicas a quienes puedan pagarla.
o gastar más en investigación? En esta discusión es esencial incluir las exenciones
y subsidios invisibles que pasan fuera del presupuesto, pero que
aumentar la deuda pública y, en consecuencia, los gastos por intereses.

Un ejemplo de gasto invisible es el financiamiento extendido por BNDES a TJLP.
Entre junio de 2006 y 2007, el saldo promedio de las operaciones de crédito de BNDES
consolidado en moneda nacional (prácticamente todo a TJLP) fue de R $ 111 mil millones.
En el mismo período, la tasa Selic acumulada, la tasa de financiación básica del gobierno
gobierno federal, fue 5,86% por encima del TJLP. Es decir, en 12 meses estas operaciones
transfirió R $ 6,5 mil millones como subsidio a los prestatarios, equivalente al 70% del monto
planeado para Bolsa Família este año, y dada la concentración de
operaciones bancarias, los diez prestatarios más grandes deben haber recibido más del 50%
de este valor Esta subvención está justificada, principalmente teniendo en cuenta que
Para los grandes prestatarios, ¿el mercado de capitales ya es una alternativa viable?
Como se informó (Valor, 27/08), se alcanzaron las emisiones de acciones y obligaciones
R $ 32 mil millones hasta julio, superando el desembolso del BNDES. ¿Por qué proteger y
subsidiar a los prestatarios de ese banco en detrimento de otras empresas, con
proyectos igualmente valiosos, cuyos controladores deben seguir reglas estrictas
gobierno y diluir su participación a través de cuestiones primarias de acciones?
¿Por qué los recursos para el primero tendrían que venir del trabajador y del gobierno?
¿Cuándo podrían ser extendidos por los inversores en condiciones competitivas?


Desafortunadamente, la transparencia y la discusión seria sobre el control y
La elección entre alternativas de gasto público no interesa a nadie. Para los
grupos que se benefician de la gran cantidad de programas y subvenciones, lo mejor es irse
todo como está, con la mayor opacidad posible. También para ideólogos que
piensan que el gasto público es la salvación para los males del país, así como para el
políticos para quienes es fácil y cómodo gastar el dinero de otras personas. Solo discusión
si es periférico, como CPMF. En ausencia de transparencia y en el mundo de
pretenda, es mejor renovar el CPMF por otros tres años. Es peor sin eso que
con ella.

Claudio Haddad es CEO de Ibmec São Paulo y presidente de
La Junta Directiva de Veris Educacional SA y escribe, cada dos semanas, a
jueves.

RELACIONADO