Grandes empresas en la mira de Ingresos

por ETCO
06/12/2004


Por Adriana Fernandes, Estado de S. Paulo (Economía) - 03/12/2004


BRASÍLIA - A partir de 2005, aproximadamente 10 empresas con ventas netas anuales superiores a R $ 80 millones, serán requeridas por la Hacienda Federal para entregar mensualmente la Declaración de Deudas y Créditos Tributarios Federales (DCTF). Una especie de cuenta corriente de las empresas con las Autoridades Tributarias, el DCTF es presentado hoy trimestralmente por todas las empresas para informar los montos adeudados y pagados de nueve impuestos y contribuciones federales. Las otras empresas, que facturan menos de R $ 80 millones por año, tendrán un plazo de entrega extendido de tres a seis meses.
El cambio fue anunciado ayer por el secretario de Hacienda Federal, Jorge Rachid, en el seminario internacional “La Nueva Administración Tributaria Brasileña”, realizado en la Cámara de Diputados. Rachid explicó que la reducción del plazo para las grandes empresas brasileñas hará más eficiente el control de Ingresos.


El pago de impuestos por este grupo de 10 mil empresas, dijo, representa el 80% de todos los ingresos recaudados. Las empresas más pequeñas tendrán menos mano de obra y costos. "Un contador que hace cuatro declaraciones durante el año comenzará a hacer dos", dijo Rachid.


Según él, con la entrega mensual los Ingresos podrán señalar cualquier error más rápidamente, que se puede corregir. Algunos errores son frecuentes y son responsables de numerosas citaciones fiscales emitidas por el IRS. “Con la certificación digital, las empresas podrán monitorear el efectivo cumplimiento de sus obligaciones a través de Internet, evitando correcciones que conduzcan a acciones indebidas”.


La certificación electrónica es una forma de identificación que permite que su portador tenga sus comunicaciones de Internet reconocidas e identificadas. La empresa que no presente el DCTF deberá pagar un 2% mensual de multa sobre el monto de impuestos informados en la declaración.


Impuesto de renta


En el seminario, el secretario habló sobre los avances en la maquinaria administrativa de la Renta, pero evitó dar detalles sobre los estudios para cambios en la tabla del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). A menos de un mes de que termine el año, Rachid dijo ayer que el IRS aún no ha enviado las alternativas consideradas al ministro de Finanzas, Antonio Palocci.


"Estamos estudiando alternativas para cumplir con las expectativas y los costos debidos". Según el secretario, es necesario encontrar una forma correcta y justa de cambiar la mesa. Para que entren en vigor el próximo año, las enmiendas deben ser aprobadas por el Congreso antes del 31 de diciembre.


El Palacio del Planalto ha presionado al Ministerio de Hacienda para que otorgue una corrección que pueda compensar la variación de la inflación en los últimos dos años. El equipo de Palocci, sin embargo, se resiste a la idea y propone una pequeña corrección por temor al efecto de la medida en los ingresos.

RELACIONADO