La industria estará representada en el consejo antipiratería

por ETCO
25/11/2004


Por Vicente Vilardaga, Gazeta Mercantil (Cuaderno A - 6) - 25/11/2004


Brasilia, 25 de noviembre de 2004 - El Ministro de Justicia, Márcio Thomaz Bastos, inauguró ayer en Brasilia el Consejo Nacional de Lucha contra la Piratería y los Delitos contra la Propiedad Intelectual, que cuenta con representantes de varios ministerios, del Congreso Nacional , la Policía Federal y las seis industrias más afectadas por la falsificación, como la fonografía y el software.


El consejo coordinará las medidas para reprimir la piratería y, según Bastos, "trabajará a nivel de inteligencia, planificación estratégica y operaciones". Los datos recogidos por la consultora McKinsey y difundidos durante el lanzamiento de la agencia indican que la producción, distribución y venta de productos falsificados provocan pérdidas de R $ 84 mil millones en la recaudación de impuestos e inhiben la oferta de dos millones de puestos de trabajo.


Según el ministro, con el consejo, la lucha contra la piratería en Brasil, actualmente llevada a cabo de manera desarticulada, entrará en una nueva fase, en la que las medidas educativas se alinearán con las operaciones represivas nacionales e internacionales, activadas por la policía y el IRS.


El consejo también actuará directamente con la industria, proponiendo fórmulas que garanticen el aumento de la competitividad de los productos legales en relación con los productos falsificados. Una forma de lograr este objetivo es reducir los precios de los productos afectados por la falsificación.


En el caso del software, la tasa de piratería, según André de Almeida, representante de la Asociación Brasileña de Empresas de Software (Abes) en el directorio, es del 61%. Según el International Data Group (IDC), de cada diez programas vendidos en el país, seis son pirateados. En el caso de los productos audiovisuales, la falsificación representa el 35% del mercado, mientras que en el negocio fonográfico exclusivamente, el porcentaje de piratería alcanza el 52%.


Según Almeida, la mayoría del software pirateado (dos tercios) se instala en computadoras personales vendidas por pequeños integradores que operan en el mercado nacional. La piratería de programas informáticos, por tanto, está fuertemente ligada al mercado “gris”, que representa el 75% de las ventas de PC en el país. Los sistemas operativos y las aplicaciones de escritorio se incluyen sin costo para el consumidor en la PC y aumentan drásticamente los niveles de falsificación. "La disminución de la tasa de piratería es un estímulo para la actividad económica, genera ingresos fiscales para el gobierno y genera empleos", dice.


Bastos también dijo que en la reunión de Ministros de Justicia e Interior de los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), hoy, se firmarán acuerdos que darán lugar a acciones para combatir la piratería y el contrabando de cigarrillos.

RELACIONADO