La pérdida con evasión fiscal alcanza R $ 2,6 mil millones

por ETCO
21/12/2004


Por Elvira Lobato, de Rio, Folha de S. Paulo - 21/12/2004


Las estimaciones de Sindicom (Unión Nacional de Compañías de Distribución de Combustibles y Lubricantes), que representa a las grandes empresas del sector, indican que el país perdió R $ 2,6 mil millones este año debido a la evasión fiscal y el fraude en la venta de combustibles en el mercado interno. . La cifra, aunque alta, es inferior a la proyectada el año pasado, que fue de R $ 3,5 mil millones.
Según la entidad, la adulteración y el contrabando de gasolina causaron pérdidas de R $ 1 mil millones este año.
La evasión fiscal en la venta de alcohol hidratado representaba la misma cifra. Los otros R $ 600 millones se refieren a otros fraudes, como la importación de gasolina como si fuera nafta y la adición ilegal de solventes a la gasolina.
Según el presidente de Sindicom, João Pedro Gouvêa Vieira Filho, del grupo Ipiranga, una de las razones para la reducción de la evasión fiscal en el sector fue la reducción de la tasa ICMS (Impuesto sobre la circulación de bienes y servicios) sobre el alcohol hidratado, de 25 % a 12%, por el gobierno de São Paulo, en diciembre de 2003. Desde entonces, el comercio formal del producto ha aumentado en un 68% en el estado.
Otra razón fue la suspensión de las órdenes judiciales para la compra de combustible sin pagar impuestos por adelantado. No se autorizó ninguna orden judicial en el año. Un tercer factor, según Sindicom, fue la acción más agresiva de la Policía Federal contra la mafia del combustible.


Crecimiento relativo


Según las estadísticas oficiales, el año pasado hubo un crecimiento del 39,6% en las ventas de alcohol hidratado. Según el vicepresidente ejecutivo de Sindicom, Alísio Vaz, este porcentaje refleja la legalización de parte de las ventas en el mercado subterráneo, y no un crecimiento efectivo del consumo.
El mercado clandestino, a pesar de los datos positivos que se muestran, sigue siendo grande. Según Sindicom, 2,6 millones de litros de alcohol anhidro y 1,5 millones de litros de alcohol hidratado se vendieron ilegalmente en el país este año.
La entidad estima que el 17,1% del alcohol consumido en el estado de Río de Janeiro y el 11,3% del alcohol consumido en São Paulo están fuera de las especificaciones de la ANP (Agencia Nacional del Petróleo). El promedio nacional es del 9,9%.
Entre los tipos de fraude señalados por Sindicom, se encuentra la adición de agua al alcohol anhidro, conocido en el mercado como "" alcohol húmedo ". Por lo general, el alcohol anhidro, que se utiliza para mezclar hasta un 25% con la gasolina, se vende sin impuestos en las plantas, y la refinería paga el impuesto.
El fraude consiste en la compra del producto por parte de distribuidores que lo mezclan con agua y luego lo revenden a las gasolineras como alcohol hidratado. Como el producto no pasa por la refinería, no se recauda el impuesto. Otra forma de fraude en el mercado del alcohol es la denominada “operación pelícano”. En este caso, el alcohol hidratado sale de la planta con factura por alcohol anhidro, sin pagar impuestos.


Concentración


Según los datos publicados por Sindicom, el sector tuvo ingresos de R $ 122 mil millones en 2003. El consumo de gasolina aumentó un 7,8%, frente a un aumento del 20,3% en las ventas de gas para vehículos, 6,6% de combustible diesel y 39,6% % de alcohol hidratado (relativizado por Sindicom).
Petrobras Distribuidora (BR), Ipiranga y Shell, los mayores distribuidores del país, aumentaron su participación en las ventas totales de combustibles y lubricantes en relación con lo registrado durante 2003. La participación de BR en el mercado de combustibles pasó del 35,9% al 36,2 , 22,2%, mientras que Ipiranga pasó de 22,8% a 13,7% y Shell, de 14,8% a XNUMX%.

RELACIONADO